contrareloj

viernes, 19 de junio de 2009

mi reloj biologico está descalibrado otra vez.
no escucho el despertador que habla
ni aquella voz que sugería ideas
y gritaba obligaciones mantiene su vida hoy.
espero que no se me atrofien los dedos

tengo también cierta incertidumbre a futuro
y esta vez no me están temblando lo suficiente las piernas
señal de que algo está un poco sin vida
y que las grietas se cubriran de polvillo un tiempo más.

0 comentarios: