Nguru Kelu en evolución!

jueves, 23 de abril de 2009






Mi Zorro Rojo se las trae!

http://nguru-kelu.elbruto.es


Osaaaas enfrentarteeee a él?!?

Grisel

lunes, 13 de abril de 2009

No debí pensar jamás
en lograr tu corazón.
Y sin embargo te busqué
hasta que un día te encontré
Y con mis besos te aturdí
sin importarme que eras buena.

Mi ilusión fue de percal,
se rompió cuando partí
más nunca, nunca más te vi.
Que amarga fue mi pena.

(No te olvides de mi)
De tu Grisel.
Me dijiste al besar,
el Cristo aquel.

Y hoy que vivo enloquecido,
porque no te olvide
(ni te acuerdas de mi)
Grisel.
Grisel.

Me faltó después tu voz
y el calor de tu mirar
y como un loco te busque
pero nunca te encontré
Y en otros besos me perdí
mi vida, toda, fue un engaño.

¿Qué será Grisel de ti?
Se cumplió la ley de Dios
Que amarga fue mi pena.
No te olvides de mi...
de tu Grisel.
Me dijiste al besar
el Cristo aquel.
Y hoy que vivo enloquecido
porque no te olvidé.
Ni te acuerdas de mi.
Grisel.
Grisel.
Ni te acuerdas de mi.
Grisel.
Grisel.
Grisel.
No te olvides de mi.
Grisel.
Grisel.
Grisel.

Entrevista por Darío Carzino y Tributo a Donovan en Universo Limbo!

sábado, 4 de abril de 2009

Transcribo la entrevista que Darío Carzino nos realizo a Pablo Vidal (la perla irregular) y a mí (zorro rojo) hace un tiempo respecto al tributo a Donovan Leitch para su blog "Universo Limbo".

Para mayor información respecto al tributo, visita
( http://someplayselse.blogspot.com/2009/01/un-tributo-donovan-leitch.html )

No dejen de visitar http://www.universolimbo.blogspot.com

Se trata de un espacio para fanáticos del arte y de los íconos históricos fundamentales de la música que permanece, creado por Darío Carzino, siendo el mismo un fanático de todas esas esencias que nos dieron sonrisas, euforia, llantos y gritos!


The Interview Zorro Rojo:

1.- ¿Por qué razones un joven artista como vos en el año 2009 rescata la figura del icono del sunshine pop ingles Donovan de fines de la década del 60'?

Inicialmente, porque mis principales influencias y apegos musicales surgen en esa década. Creo que fue la época magnífica de los profesores musicales por excelencia y maestros de la composición.
Considero a Donovan uno de los artistas más influyentes de la década no solo por su música sino por su capacidad de desarrollo conceptual y su imagen como uno de los pioneros de la cultura hippie. Siento gran atracción por músicos ligados a costumbres espirituales como lo son el Budismo o el Hare Krishna. Creo que la religión de oriente -quizás por su fuerte complemento entre la espiritualidad y la música como ritual- vuelve al músico mucho más sensible al entrar en contacto con ella.

La inclusión de características e instrumentos de la música de Oriente en el Occidente, gracias a George Harrison incluyendo el sitar y cantidad de sonidos hindúes en la música de The Beatles, ha revolucionado la historia del Rock en éste hemisferio, y abrió múltiples puertas en el ámbito compositivo. Donovan fue otro de los grandes íconos musicales que se sumergió en éste tipo de sonidos y características compositivas, así como también en la metodología espiritual de cantar para generar felicidad en el oyente a través de frases positivas y alegres.

Si bien me críe escuchando Rock Clásico, me llama mucho la atención la sensibilidad que otorgan a la música estos elementos orientales a la hora de transmitir el mensaje y Donovan tiene mucha de esa sensibilidad, anulando cualquier verborragia.
Admiro su obra por la facilidad que tiene para conmover a través de secuencias de acordes simples y buena vibra lírica. Uno de los puntos más fuertes de Donovan es el clima, y esa capacidad para fortalecer con sonidos el peso de la letra que, aún en su característica paz, le “grita” a quien escucha despertando esa sensación mágica de: “acá hay algo”.

Otro de los puntos importantes –sino el más importante- por el cual rescato la figura de Donovan, es la capacidad de cambio. Pueden gustarme bandas de estilos bien definidos, con un sonido en particular y un método de composición establecido, de esas que uno reconoce al instante en que se escucha un nuevo tema aunque no lo conozca (léase AC DC, solo a modo de ejemplo), pero terminan por obsesionarme y convertirse en principal influencia solo aquellas capaces de variar de un estilo al otro con libertad, llenando su repertorio de vibraciones sonoras tan amplias que nunca ahogan o empalagan.
Esa es una de las capacidades de Donovan que empezó en el estrellato posándose en el ambiente del Folk alrededor del año 65’ y luego se abrió paso al territorio del Pop-Psicodélico y el Flower Power, combinando esta base inicial con elementos del Jazz, la música electrónica y la música de oriente.

Por estas razones no puedo dejar de considerarlo uno de los íconos más preciados de los 60’s para las generaciones posteriores y espero que muchos puedan descubrir el tesoro que guarda en cada uno de sus discos.



2.- Convengamos que no es normal hoy en día que jóvenes de tu edad conozcan la magnífica discografía de Donovan ¿Cómo fué la gestación de éste respetadísimo Tributo a su obra? y ¿Cuál fué la reacción de tus amigos y quienes colaboran contigo?

Si tuviera que agradecer a alguien por llegar a conocer la discografía de Donovan, sería a los Beatles. Escuché nombrar a Donovan a través de la historia de los Fab Four. Estos dos monstruos del escenario de los 60’s compartieron tiempos magníficos de meditación en Rishikesh, bajo la guía espiritual del Maharishi Maesh Yogi. Donovan fue de gran influencia para la obra de los de Liverpool a partir de 1968, enseñando a Lennon y a McCartney algunas técnicas de arpegio y patrones del Folk, dando lugar al nacimiento de obras de gran carga emocional como lo son “Julia” o “Blackbird”.

La primera vez que escuché a Donovan reconocí una guitarra afinada en “Drop D”.
Esta guitarra, dando bruscos cambios de acorde, provenía del primer tema del disco cuyo nombre es el mismo: Cosmic Wheels.
Por esa razón el tributo comienza con ese tema, como un símbolo, ya que al escucharlo aquella vez, empezó también mi admiración por Donovan, hoy día una de mis principales elecciones a la hora de perderme en la escucha.
Del mismo modo, mantuve el hilo de los símbolos hacia el cierre del primer volumen del homenaje, incluyendo la voz de Donovan extraída de la versión original de Atlantis, por encima de mis propias tomas, invitando al espíritu de Donovan a permanecer en éste tributo a través de un final a mil voces: “Let us rejoice, and let as sing and dance... and ring in the new, Hail Atlantis”

Durante el proceso de grabación de este tributo, traté de disciplinarme un poco en la organización de las sesiones para combinar el orden con mínimas partes de la común improvisación. Generalmente grabo una maqueta temprana de una canción compuesta y en otra pista improviso los arreglos para desarrollarlo más adelante. La improvisación es muy excitante y más lo es cuando se trabaja vertiginosamente sobre la base inmadura de una composición.
Aún así, en este homenaje me privé un poco de ella y me dediqué a la escucha y análisis de los temas originales para acercarme lo más posible a la esencia de los arreglos antes de grabarlos.

Sin duda la grabación de este proyecto, no fue sólo una tormenta de buenos momentos y gusto personal, sino una forma de entrenamiento musical.
Uno de los retos principales del tributo fueron los teclados, en muchos de los tracks, ejecutando no solo las partes de piano sino también las de vientos y cuerdas.
Las tomas de batería fueron grabadas con un set reducido de 4 cuerpos y un único platillo, lo que me obligó a defenderme en la búsqueda de los sonidos de la parte rítmica ante la ausencia de Ride y Hi-Hat.
También hubo instantes de experimentación digital para recrear determinados sonidos a partir de frecuencias de tonos puros.

Mis amigos fueron de gran apoyo durante la grabación del proyecto. Hubo unos cuantos a quienes agradezco enormemente la atención, que iban escuchando adelantos de las mezclas de los temas a medida que iba terminando de grabarlos y opinaban al respecto. Algunos de ellos ya habían escuchado hablar de Donovan y junto a otros lo descubrimos casi simultáneamente. Me ayudaron en la elección de los temas que incluiría en el tracklisting y el orden en que aparecerían. Fue muy difícil sintetizar la elección dada la enorme cantidad de temas que me gustan de Donovan. Algunos quedaron fuera por características técnicas y por estar basados en sonidos que no podía reproducir (como algunos temas del álbum “Sunshine Superman” que me hubiese gustado grabar pero están repletos de sonidos hindúes)

Una vez finalizada la lista de temas, comenzó el proceso de grabación en mi humilde espacio de creación musical al que llamo “Amnesia Instantánea”, que es básicamente una habitación común y corriente, con el ingrediente de algunos artefactos de grabación, una PC, una porta-studio, micrófonos y amplificadores. Y sin duda que me olvidaba instantáneamente de todo mientras recreaba a Donovan!


3.- Hablando de aspectos personales contame a partir de cuando dijiste quiero ser músico ¿Tenes alguna/s situación o hecho musical que te lo haya marcado así en algún momento de tu vida?

Soy parte de una familia musical. En casa siempre se hizo y se escuchó música que a mí me marcó fuertemente. Crecí con los oídos bañados en sonidos de bandas como los Beatles, los Stones, Queen, Creedence, The Police y artistas de ese calibre. Yo era muy chico y veía a mis hermanos y a mi viejo tocar.
Mis hermanos tenían una banda y siempre ensayaban en casa. Siempre me gustó la idea de agarrar el instrumento y experimentar, pero el hecho particular que me impulsó finalmente a hacer música fue cuando descubrí a The Beatles. Fue con el Álbum Blanco. Yo ya sabía que eran un grupo importante para la historia de la música porque, bueno... eran los Beatles, mi principal influencia a partir de aquel día, pero hasta el momento no era un gran conocedor de su obra. Tenía cerca de 14 años y encontré ese álbum doble, blanco e impecable, con “The Beatles” grabado en letras grises sobre la parte central derecha de la portada. Apenas sonó “Back in the U.S.S.R” y se fundió en “Dear Prudence” con la ayuda del sonido de un avión, desató en mi el deseo urgente de aprender a tocar la guitarra y posteriormente la batería. Pedí a mi viejo una guía de acordes y empecé a probar. Entendí que con tres acordes podía tocar Rock and Roll, así que ahí estaba con 14 años tocando arriba de “Long Tall Sally” y con el tiempo, escuchando discos y tratando de acercarme a los sonidos junto a mi guía de acordes, fui aprendiendo a tocar de oído y cerca de los 17 empecé a estudiar la teoría de la música y la partitura, aunque el 95% del tiempo siga fiel al instinto sonoro en lugar de la lectura del papel que de alguna manera, creo que es muy útil como lenguaje pero a veces nos priva de libertad.


4.-¿Cuáles son tus otros proyectos musicales, literarios o en fin artísticos que estas realizando? ¿Existe alguna fecha tentativa de presentación del Tributo a Donovan?

Soy parte de “Polainas”, una banda de Pop/Rock con nombre “vintage” de Monte Grande. Es la segunda banda en la que participé desde que empecé a tocar, y la primera con verdadero compromiso, objetivos y sueños. (http://www.myspace.com/polainasrock)

Por otro lado, siempre me mantengo componiendo y grabando por mi cuenta canciones bajo el seudónimo de Zorro Rojo, que vendría a ser mi proyecto musical solista. (http://www.myspace.com/gbiga)
Tengo gran cantidad de piezas grabadas, algunas son composiciones registradas en maquetas, con el único fin de ser registradas auditivamente para no olvidarlas, otras veces son versiones más pulidas de esas canciones, y una gran parte de las grabaciones son simplemente improvisaciones con rumbos indeterminados. Disfruto mucho de la grabación y del desarrollo de una pieza específica con el paso del tiempo, trabajar en la evolución de una secuencia de sonidos y su elaboración.

Hace un tiempo terminé un proyecto de grabación conceptual basado en la improvisación de canciones instrumentales que acompañan textos y buscan generar el clima adecuado para la interpretación de las palabras. Se llama “Las ilusiones también llueven” y quizás algún día lo presente. Es música experimental y se trata de una especie de “libro sonoro”, que posee conceptos de la trascendencia de un protagonista que antes de morir en la soledad de su hogar recuerda las más intensas situaciones de su vida en repentinos “flashbacks” mentales. Cada flashback está representado por un track y acompañado de un texto para que el oyente escuche mientras lee. También guardé la posibilidad de que el oyente simplemente imagine su propia historia en caso de querer llover las ilusiones por su cuenta.

A nivel literario, escribo por presión, cuando tengo una idea fuerte a ser representada. Generalmente se instala una idea particular y puntual en la que me baso para dejarme llevar y muchas veces la idea original termina mutando en algo diferente. La mayoría de las veces escribo para no estallar y lo paso al blog. (http://www.someplayselse.blogspot.com)

Creo que se puede hacer arte sin instrumento. Muchas veces considero que el arte no debe ser necesariamente una pieza musical o un poema, sino también determinada forma de reaccionar en un momento particular. Siento que el arte puede ser la forma en que proyectemos un sentimiento o una idea, incluso en el diálogo, en los movimientos, el respirar o la mirada.

Hoy en día encuentro al arte una especie de terapia y un medio de liberación. No es para mí el hecho de hacer música o escribir un texto un simple mecanismo de acercarme a la felicidad sino también un necesario filtro sentimental, algo así como una película del interior. Escribo para desahogarme. Muchas veces lo mejor de mí artísticamente surge a partir de situaciones intensas. La mejor etapa de creación surge a raíz de la presión sentimental, cuando estoy enojado, enamorado, triste o nervioso. Cuando algo nos está ocupando el espacio interior y necesitamos librarnos, esos son los momentos en que se pasa del bloqueo mental a la inspiración instantánea y el bienestar posterior.
También se atraviesan momentos de gran frustración cuando un bloqueo persiste imposibilitando la creación de algo que nos parezca valioso, pero en ocasiones y por experiencia sé que no es malo dejar al “yo compositivo” descansar un poco para que resurja luego con ideas más frescas y maduras, o bien, alternativas artísticas diferentes.

En cuanto a la fecha presentación, hasta el momento no se me había cruzado por la cabeza presentarlo en vivo, pero me acabas de dar la idea!!!


------------------------------------------------------------

The Interview Perla Irregular:


2) En cuanto Germán Biga me hizo partícipe de su voluntad de dar cuerpo a un proyecto de disco tributo a Donovan, inmediatamente me asaltaron internamente las ganas de participar en el mismo. No sólo por lo que significaba recrear, interpretar y versionar la música del gran Donovan, del que me confieso un "gran pero reciente" admirador (dado que no es largo el tiempo en el que me sumergí en su obra), sino también porque me interesaba el poder realizar y compartir un proyecto musical con el denominado Zorro Rojo! jaja.
No obstante, mi primera participación en el proyecto se basó en humildes devoluciones y opiniones sobre las canciones que se iban registrando, las cuales Germán, cerebro y motor de este tributo, me compartía. Luego, tuve el honor de ser convocado a participar en la grabación de varios temas del proyecto, para lo cual se me consultó sobre cuales eran mis preferidos o que me resultaban mas interesantes y, por ende, en los q me gustaría realizar mi aporte.
Desde un principio la idea en general de este proyecto me pareció genial por diversos motivos, entre ellos: la originalidad del tributo, ya que nunca escuché hablar de un homenaje a donovan; el ajusticiamiento y reconicimiento que significa, ya que este es un gran artista bastante infravalorado por la crítica del Rock en general; y por último, por el carácter de difusión y propagación de la obra de Donovan que este tributo potencialmente representa.


3) Si hubo un hecho que marcó mi vida, ese fue un momento fugaz que experimenté a los 7 años cuando mirando la televisión dí con un film ficcional sobre la vida de John Lennon. Este film poco relevante, titulado ("La balada de John y Yoko", el cual nunca más volví a ver y del que nunca escuché a hablar, y hasta veces pienso que es un fantastma), despertó mi interés por ese grupo inconmensurable llamado los Beatles. Además, fue el disparador para que pidiera insistentemente a mi papá que me comprara algun cassette de ellos.
Ya a los 8 años me llegó mi primer de los Fab Four: un disco compilado conocido como
"El album azul". A partir de ahí me volví fanático enfermo y en un lapso de 4 años me hice de la colección completa de los discos de los beatles en cassette.
En esa vorágine de fanatismo y perdición por el grupo, tenía 9 años cuando conseguí el inigualable film en blanco y negro "A hard days night" con doblaje en castellano.
Creo que fue ahí. Nosé que extrañas sensaciones se arremolinaron adentro mío,
pero una vez terminado el largometraje el mundo era otro. O, por lo menos, yo había cambiado.
Fue ese hecho el que me determinó a fuego, que me hizo sentir que yo también quería eso.
Yo quería ser un beatle (tenía 9 años che, dejenme soñar). O, en otras palabras,
yo quería ser músico. El resto es una historia llena de idas y venidas, con muchos huracanes y tornados en el medio que ya no logro recordar...