Bar

lunes, 20 de julio de 2009

Se abren las puertas de otra realidad.
El ruido agitado se empieza a escapar.
Las mesas te indican como caminar.
Esquivas el grito de la publicidad.

Se disuelve el tiempo que alquilaste hoy.
Es tu desaliento preso del reloj.
Las señas de luces te invitan a estar
poco más de un rato fingiendo olvidar.

Siguen hablando,
vienen y van.
Estan suponiendo quien sos en verdad
y vos no estás en vos.
Están divulgando una historia irreal
de lo que viviste antes de llegar
y vos no estás en vos.

Se nublan los vasos.
Ya vibra el cristal.
Y marcas el ritmo mientras escuchas.
Fundis en tu cuerpo eso que pensas.
Yo ignoro el momento que sucedió atrás.

Vas entrando al dia casi sin saber

que en tu permanencia no existe el después.

Y ya en la intemperie de golpe caes

reaccionando al tiempo y en deuda otra vez.

Siguen hablando,
vienen y van.
Estan suponiendo quien sos en verdad
y vos no estás en vos.
En realidad están divulgando una historia irreal
de lo que viviste antes de llegar
y vos no estás en vos.

Season of Farewell

miércoles, 8 de julio de 2009

Finally, I realized...

I'm to be my own surprise.

This is the Season of Farewell

and I've finally broken the spell...

This is the Season of Farewell

and I want you to know before you go.

Consequently, I'm very pleased

I used to be very cheesed

This is the Season of Farewell

and I've finally broken the spell...

This is the Season of Farewell

and I want you to know before you go.

Mistery, sorcery and guile
used to be what made me the lonely one
(but now) I'll be the only one
to plea.

Donovan Leitch



Paul McCartney and the Wings

lunes, 6 de julio de 2009


nada como un disco de Wings para activar la cabeza!!!

derecho

sábado, 4 de julio de 2009

Supongo que nadie mira más allá del muro de ilusiones que lo reduce a ser solo una ínfima parte del universo y creo tener derecho a lo mismo.

Derecho a encerrarme a gusto, a reducirme a mi cuarto, a ver mis propios intereses siempre y cuando no interfieran en muros ajenos. Tengo derecho a sentir odio y a ser efusivo, a vivir insultando al aire y a estar desganado o a no querer ser flexible frente a ideas que considero perjudiciales para mi persona. 
Siento intensamente el derecho a estar triste, amargado, y lo que más me vale justo ahora es el derecho a equivocarme y saber que los errores muchas veces suelen lamentarse y no remendarse.

Siento más intensamente aún un desequilibrio emocional importante y una necesidad de desahogo que últimamente ni encuentro en tu boca y menos en la figura de tu cuerpo, que es como un cuadro que me sé de memoria protegido de mi tras una vitrina que se muestra irrompible... 
supongo que ese acceso denegado está directamente relacionado a tu bienestar y a tu resguardo del aire malo, de la humedad y el frío, el dolor y el llanto... protegiéndote de mi enojo y mi celo o de alguna de mis vueltas.


Tengo derecho a escribir cuando no sé llorar y a sentir ganas de romper todo y a escribir rápido, que es el mejor ejercicio para sacudir la mente cuando no hay forma de mover un alma o despertar un nervio.

Me siento como cuando abro el atado y esta vacío, incapaz de calmar el vicio... como ese atado que genera desaliento y ese infortunio al saber que hay que exponerse al frío y que es invierno.

Mi muro no es más que cuatro paredes rodeadas de fotos de Liverpool e imágenes condecorando canciones que jamás se irán. Canciones que están impregnadas en el aire, incluso en las paredes y en cada instrumento. Fotos y canciones que nunca vas a sentir como yo, porque nunca te gusto el inglés, aunque ni en inglés ni en sueco ni en castellano pudiste entender realmente mi canción. 

Más bien nos quedamos con Jealous Guy o Imagine, que es uno de los pocos discos que nunca renegaste al escuchar. Asi como alguna vez nos acostamos escuchando Artaud y me enseñaste a amarlo. Me enseñaste a amar y a sufrir de verdad... y a ver los sentimientos más allá de las metáforas o las frases difíciles de entender.
Lo cierto es que no me contento con tu "bueno" ni con tus silencios, ni con tu espalda o tu presencia física y probablemente todo esto sea mi culpa.

Si, lo más probable es que sea mi culpa porque me quede en stand-by como un idiota esperando que una musa de mentira llenara mis vacíos y salvara mis sentimientos e inspirara mis canciones en lugar de mirar tu sombra, que nunca se olvida donde estoy, y me sigue a mi cuarto y al living o hacia el colectivo.

E igualmente idiota esperé que el mundo hiciera algo por mi aún sabiendo que los días sin vos eran innegables ilusiones de una distracción pasajera y poco fructífera... ciertamente nula en lo que a creatividad respecta, porque las canciones pensadas son ejercicios poco brillantes. Son sistemas, manuales de instrucciones, reflejos, consejos deshonestos o procedimientos poco cálidos.

Lo más probable es que de hecho sea mi culpa, por no haberte entendido cuando estabas así, y por no haberme movido. Por estar inerte. Por el miedo, por el frío y la estabilidad de permanecer en la misma baldosa con lo poco que tenía.

Tengo derecho a sentir anhelo y a lamentar el momento en que no me arriesgue por más.

Me pregunto sobre que accionar rigen mis tiempos y que debería hacer para cambiar el parecer de todo el resto, pero por otro lado soy consciente de la ineficacia imaginativa de este ultimo tiempo y de mi culpa... del peso del mundo  sobre la espalda por haber sido un ente inútil para el planeta y para vos.

Creo tener derecho a decir que hoy realmente me estoy odiando.

El laxante intergaláctico

miércoles, 1 de julio de 2009

If shitting is your problem
When you're out there in the stars,
Oh, the intergalactic laxative
Will get you from here to Mars.

Nunca me gusto Julio.
Ni este, ni el anterior, ni el primero, ni el que lo sucedio.

Nunca me gustó el invierno con su frio ni tampoco el otoño, 

con sus hojas insulsas generando sonidos inarmónicos al ser pisadas
ni la gente acurrucándose en la estación del tren
ni las manos esclavas en los bolsillos
ni los cigarrillos temblorosos.

No me gustan las canciones congeladas
ni las toses ni las bufandas.
Nunca me gusto el invierno con sus tapados
ni la nariz fria ni los ojos llorosos.

Nunca me gusto Julio, ni este ni el anterior, ni el primero ni el que lo sucedió.

and in the end the love you take
is equal to the love you make
jodete por boludo
alegrate por ñoño