In My Life

miércoles, 25 de junio de 2008

(I love you more)

Soy tan solo un desertor, yo no vine a culpar a ningún Dios...

martes, 24 de junio de 2008

Quien desde un cantero esquinado y en su forma triangular, bajo un cielo del mismo tipo que nunca le quitó el frío, y abrazado por la crudeza de hojas otoñales conviviendo con porciones de basura social, suspiró alguna que otra imágen de desaliento y desgano.
A kilómetros de distancia su madre lloraba (o al menos lo intentaba) porque no era aquello lo que planeaba desde el primer beso ni mucho menos. Cuando se encontraron ella y su marido derrapando sobre el limite de la existencia, se juzgaron el destino y siguieron adelante.

Y ella era pura, de familia bien alumbrada por un Dios interior que ellos mismos habían creado. De alguna región de Italia que ciertamente no recuerdo. Con caracter firme y en ocasiones pocas pulgas. Bastante aficionados a los gritos a causa de su tradicional reunión festiva y de rostros valientes. A su vez, conservaban un espíritu lo suficientemente sensible como para llenar la tina de lágrimas después de una pérdida o una derrota (aún dentro de la guerra y sin haberla perdido).

Y a esas cosas yo decidí quererlas como "arte".
A esas lágrimas escurriéndose en el bandoneón de mi abuelo y el piano eléctrico de su hermano.
A las dedicatorias y las composiciones no forzosas de un buen tango.
A la caligrafía perfecta del viejo que dió todo en vida para los que quiso.
A la lista de mandados que encontraba con su esencial orden perfecto cuando lo visitaba después del colegio. Y él me esperaba con un menú magistral porque había aprendido a cocinarse manjares cuando la abuela falleció.
Y él siempre sonreía. Siempre se acordaba de comprarme jugo de naranja en "coto" y mariscos.
Y nunca se olvidó el nombre de una calle. Ni del miedo que mi tío le tenía a los perros cuando aún llevaba el pelo largo... o del día que me raspé con su rosal y odié al "mertiolate" mientras él me curaba.

Y la abuela era hermosa aún de anciana. Coqueta y de porcelana. Y hacía unas pastafrolas de otro planeta y unos licuados de cualidades irrepetibles.
Y ambos se reían de golpe y fuerte.
Y a veces también lloraban.
Y querían a sus nietos.
Y un día se fueron... pero me dejaron esa energía que te hace sentir que pase lo que pase todo va a estar bien. Incluso desde éste cantero triangular rodeado de estas hojas otoñales y cada vez más basura social.

Y mi madre se había vuelto docente porque amaba ayudar a la gente, porque tenía (y tiene) una voz potente y porque le gustaba (y le gusta) que los demás incorporen lo que ella aprendió.
Así le había enseñado mi abuelo, Domingo Vidal, el día que le mostró como hacer estallar en carcajadas al nieto, levantándolo y haciéndole cosquillas en la panza como si Andrés fuera una guitarra en sus manos.
Y así le había enseñado mi abuela María, cuando le decía a Germán (con la intención de corregir su mala pronunciación):

"¿R con R?: guitarra
¿R con R?: barril
¿R con R?: ruedan las ruedas del ferrocarril"

Y como si ese primer verso por arte de magia lo hubiese encantado, Germán, con la imágen de su primo Pablo como guía (Thanks God!), aprendió el acorde de "Mi Mayor", cuyo tónica lograba tocando (al aire) la primera y la sexta cuerda de la guitarra electroacústica que papá había comprado.

Esa nota era la primera del White Album y también la primera nota de Los Beatles que Germán había escuchado.
Y a ésto le debo la magia a mi padre, que se había reído cuando le dije que ese álbum blanco me gustaba y él me contestó:
"¿Y Sgt.Pepper? Ay! No sabés lo que te perdés..."

Y mi viejo era puro también. Aunque se formó una coraza para los momentos más difíciles y le costaba (y le cuesta) decirlo.
Y creció ayudando a su padre en la obra. En una familia conflictiva destrozada por la envidia de aquel hijo de una gran puta que alguna vez se hizo llamar mi tío paterno. Y sin conformarse con el yeso y las molduras bien logradas se volvió médico. Médico cardíologo, aún sin las posibilidades que otros tenían. Esquivando escupidas y guardando cada una de las monedas para los libros.

Y se volvió un profesional porque nunca olvido el día en que su viejo, Horizonte Basilio Teodoro Biga (miren el nombre que fueron a culparle!) se le moría en la casa de Ramos Mejía, y los médicos de la zona se lo habían salvado. Y entonces mi viejo decidió dejar el fútbol en el lugar de los hobbies, no entrar en la 1era de Ferro y dedicarse a estudiar medicina, leyendo sobre hemorroides y cosas que no le importaban. Y así fué como mi viejo aprendió cada uno de sus valores.
Y en ese contexto turbio y en el desencanto de los conflictos familiares, reproches de ignorantes y devoluciones de invitaciones de casamiento (como si el amor tuviese la culpa!!!) aprendió a ser un hombre sentimentalmente fuerte a la imágen del resto. Aprendió a convencernos un poco de que muchas cosas le resultan inofensivas con una frialdad fingida.

Pero al paso del tiempo yo aprendi a jugar algunas fichas... a cebarle algún mate o a tocarle el alma con videos de Harrison y McCartney, que le roban lágrimas al minuto de reproducción.

Yo pienso que lo devuelven al barrio.
Al momento en que apenas podía imaginarse los rostros de The Beatles, porque no había tanta globalización como hoy y porque sus posibilidades eran reducidas.
Yo pienso que esos videos lo llevan al momento en que se juntaba con su mejor amigo y tocaban sus guitarras por encima de esos compilados nacionales de traducciones falsas que no aparecen en el catálogo británico de los Beatles (y ellos te los nombran: "El que tenía la manzanita en el medio!") Vaya pista! Seguro era de la última época!
Yo apuesto a que cada video de esos que lo hacen lagrimear lo devuelve a la sensación magistral de estar horas afinando la guitarra nacional "Faim", que nunca quedaba en tono, para poder tocarle "Till There Was You" a mi vieja.
O al momento en que él viajaba en un fitito destrozado reproduciendo el "Magazine" de *Beatles For Sale* que Liliana le había comprado.
O al momento en que los discos de The Beatles salieron en Stereo. Y con mi vieja se sorprendían... "Mirá! Parece como-que-hay-más-sonidos-que-antes"
O a las vacaciones accidentadas.
A Neuquén y las guardias.
Al taller que tenía su viejo en el fondo,
y que el reprodujo ahora en nuestra casa.
Donde disipa todas las energías que lo desorientan y se olvida, arreglando todo-eso-que-quizas-no-necesita-ser-arreglado. Pero es simplemente una forma de distraerse de lo más dificil.
Y con sus herramientas sonríe un poco más, o al menos tiene un motivo.
Y así me pasa a mi con mis guitarras y con mis discos,
y con mis relativos y con mis libros de música.

Y así yo aprendí a entender, y más ahora (en mi cantero triangular) que él se rompió el orto más alla de toda negativa. Y en Neuquén tuvo a mis hermanos.

Andrés era inquieto y aún sigue siéndolo. Estaba en la calesita y ya pensaba en el tobogán. Y cuando iba al tobogán decía: "Y después al sube-y-baja!"
Cristian era sonriente y sigue siéndolo. Y heredó el futbol de mi viejo y la música y también el caracter calentón, pero siempre sonreía.
Y Marcos heredó mil valores más que el resto y de chico tuvo un caracter definido, maduro y precoz que sorprendía a quien con él hablaba (y aún sigue teniendolo). Y fue mi hermano, mi amigo y también mi padre y aún sigue siéndolo.
Y después llegué yo que fui celoso y lo demostraba. Y terminé en este cantero, silbando melodías de Rubber Soul con mi -buzo-bross-azul- de la suerte, desertando al todo y a la nada.
Corriendo canciones para alcanzarlas y guardármelas.
 
Y todos crecimos con dolor de diferente tipo, color y procedencia.
Y todos tenemos un poco de arte en el alma.
Y todos nos sentimos mal y todos nos encerramos a veces.
Porque no hay alma sin dolor en este mundo.
Y todos seguimos caminando el long and winding road, y cada uno a su manera... como quiere pero sobre todo como puede.
Y yo pude y quise en este cantero triangular.

Creanme, "yo sé lo que es estar muerto".
Pero no teman...

soy tan solo un desertor y no vine a culpar a ningún Dios.

El hombre de la bicicleta de palabras...

domingo, 22 de junio de 2008

Que pedaleaba y a cada metro que avanzaba
decía en voz alta un pensamiento.
Con el frío en los nudillos
y la bufanda a presión...
y la campera
y el buzo, sobre las dos remeras que llevaba
le dificultaban la respiración.
Y el del puesto de diarios le gritaba: "Ey vos! Que haces siempre hablando solo?"
Y desde la bicicleta el hombre y sus palabras
levantaban el pulgar al reconocer el saludo amigo.
Al llegar a destino,
el hombre aseguraba su bicicleta con cadena y candado.
Y ya no volvía a hablar hasta entrada la noche.

Una vez terminada su jornada laboral,
ya con su peso sobre el vehículo,
a cada metro que avanzaba,
silbaba un sentimiento nuevo.
Con el frío en los nudillos
y la bufanda a presión...
y la campera
y el buzo, sobre las dos remeras que llevaba
le dificultaban la respiración.
Y el de la gomeria le gritaba: "Ey vos! Siempre con la misma canción?"
Y desde la bicicleta el hombre y sus palabras
intensificaban el silbido al reconocer el saludo amigo.
Al llegar a destino,
el hombre aseguraba su bicicleta con cadena y candado.
Y ya no volvía a hablar hasta el nacimiento del día.

El sonido del ventilador

viernes, 20 de junio de 2008

Horizontal al suelo,
mirando al techo,
y escuchando el sonido del ventilador.
Ese doppler shifter económico
de un corazón en la cercanía!

:)

Sugarplum Fairy, Sugarplum Fairy





El 1ero de Junio de 2008,
en el "Anfield Stadium" de Liverpool,
Paul McCartney cambió su homenaje a Lennon...
(aquel que en los 90's le toco el corazón a miles de personas,
incluía Strawberry Fields Forever, Help! y Give Peace a Chance)



Este año Paul decide encendernos con una versión alucinante y extremadamente
emotiva de "A Day In The Life" unida a "Give Peace a Chance".
Se confunde los líricos en su parte, justo en la parte de "had a smoke"
y se sonríe con una cómplice Yoko Ono entre el público al respecto.
Para terminar con la guerra de los de Lennon contra los de McCartney.


De dos genios, across the universe
para todo aquel que tenga algo
a lo que conmover.
Que lo re parió!



http://www.youtube.com/watch?v=fMCeN6ZA3V4

I read the news today oh boy
About a lucky man who made the grade
And though the news was rather sad
Well I just had to laugh
I saw the photograph

He blew his mind out in a car
He didn't notice that the lights had changed
A crowd of people stood and stared
They'd seen his face before
Nobody was really sure If he was from the House of Lords.

I saw a film today oh boy
The English Army had just won the war
A crowd of people turned away
but I just had to look
Having read the book
I'd love to turn you on

Woke up, fell out of bed,
Dragged a comb across my head
Found my way downstairs and drank a cup,
And looking up I noticed I was late.
Found my coat and grabbed my hat
Made the bus in seconds flat
Found my way upstairs and had a smoke,
and Somebody spoke and I went into a dream

I read the news today oh boy
Four thousand holes in Blackburn, Lancashire
And though the holes were rather small
They had to count them all
Now they know how many holes it takes to fill the Albert Hall.
I'd love to turn you on




Sir Paul,
Comandante Lennon,
You Turned Us On.

Happy Birthday Sir Paul McCartney!

miércoles, 18 de junio de 2008


"Nunca dejaré de componer, nunca dejaré de cantar, nunca me retiraré de los escenarios, nunca de las giras, y si la gente me enpieza a abandonar cantaré en escenarios mas chicos, y si me sigue abandonando cantaré afuera de los escenarios, en la puerta, pero nunca dejaré de cantar"

Paul McCartney


MEMORY ALMOST FULL

DANCE TONIGHT
Fue el último tema que grabé para el álbum. Hay una tienda de guitarras a la que siempre voy y un día estaba charlando con el dueño. Él mencionó que tenía una mandolina para zurdos y me la compré. Con este instrumento en casa el fin de semana, empecé a cantar "everybody's gonna dance tonight" Cada vez que mi hijita llegaba se ponía a bailar, así que me enamoré de esta canción y de la mandolina. El tema, de alguna manera, se escribió solo.

EVER PRESENT PAST
Algunas veces me siento y trato de componer una canción pop. Lo hice toda mi vida y es algo interesante para hacer, crear algo pegadizo que resulte atractivo. Después de que escribí la primera estrofa surgió esta idea de mi pasado, de mi "pasado siempre presente". No hay un significado profundo detrás de eso. Lo que pasa es que yo simplemente escribo algo y la gente quiere leer dentro de eso. Me gusta eso porque me parece que a veces hacés las cosas de una forma subliminal. De modo que lo que yo podría considerar una declaración simple, podría adquirir significado.

SEE YOUR SUNSHINE
Cuando llegó el momento de poner el bajo en esta canción, lo hice de una manera muy sencilla. Luego, para divertirme, empecé a jugar, a tocar mucho, pasarme de la raya. Cuando terminó la toma le dije al productor "¡uh, con eso me pasé!?" y el dijo: "no, es buenísimo, hacé otra toma como esa. Es exactamente lo que necesita la canción".

ONLY MAMA KNOWS
Es un relato corto. Ya lo hice antes: escribir desde una perspectiva que no es personal. Es divertido porque te metés más en tu imaginación y eso es algo que yo disfruto. Escribir sobre Eleanor Rigby: yo no conozco a ninguna mujer que recoja el arroz en una iglesia, como tampoco conozco a nadie que se haya quedado aislado en la sala de estar de un aeropuerto como digo en este tema, pero me gusta meterme en esas historias imaginarias, seguirlas y convertirme en el personaje.

YOU TELL ME
Empecé a recordar veranos. "¿Realmente estábamos ahí? ¿Era real??" Algunas veces los recuerdos, especialmente los de la infancia, parecen tan brillantes que pensás "¿Será verdad que no llovió durante todo el verano o solo estoy recordando las partes soleadas?".
Entonces la frase "You tell me" empezó a convertirse en el eje de la canción. La compuse en Long Island, durante uno de esos veranos.

MR. BELLAMY
¿Quién es el Sr. Bellamy? ¿Y quiénes son Chuck y Dave de "When I?m 64"? ¿Quién es Eleanor Rigby? ¿Quiénes son Desmond y Molly de "Ob-La-Di Ob-La-Da"?
No sé. Los invento a todos.
Cuando estaba componiendo vi una foto de un tipo sentado en lo alto de un rascacielos, con la gente en la calle, el equipo de rescate, el psiquiatra, el hombre con el megáfono gritando "no saltes" y la gente gritando "saltá". Se me ocurrió como nombre Bellamy, que suena como alguien que podría querer saltar. Y seguí esa historia.

GRATITUDE
Siempre tuve un par de voces. Mi voz para baladas está basada en Elvis y mi voz gritona imita a Little Richard. Cuando entré a los Beatles, a John le gustaba mucho esta última, y de ahí en más siempre me gustó cantar así, con esa voz áspera de cantante de soul. De modo que en este tema pensé en cuanto hay que agradecerle a la vida y quise ponerlo todo en una canción, e interpretarla con esa voz.

VINTAGE CLOTHES
Para mi "Vintage clothes" es sobre mi ropa de los 60's y el hecho de que todo lo que se va, al final regresa, y la moda va en círculos. Conocí muchos músicos jóvenes que me preguntaron si había guardado la ropa de cuando estaba en los Beatles, y la verdad es que sí. De alguna manera la canción habla de que la ropa vintage está buena, pero no hay que vivir en el pasado. Además, "Vintage clothes" es la apertura de un popurrí, con las siguientes cinco canciones. No hacía eso desde Abbey Road, y pensé que sería bueno coquetear con esa idea otra vez.

THAT WAS ME
Una de las cosas que la gente siempre dice es que recuerda más de su infancia que de hace un mes. De modo que lo único que tuve que hacer para esta canción es mirar hacia atrás, e inmediatamente llegué a Liverpool, donde había un pequeño lugar en el que podíamos escondernos, un bosque hermoso. En primavera se llenaba de violetas. También hay algo sobre mi esperando el colectivo que ocupa un gran lugar en mi memoria. Ir a la escuela, al cine, a la casa de mis amigos. Todas esas cosas entraron, junto al sótano, que era The Cavern. Emocionantes recuerdos míos. Y entonces los conecté, en una manta, sobre las violetas, en la parada del colectivo, y hablando de los Beatles, ese era yo, en TV, sudando telarañas en un sótano. Fue hermoso volver a todo eso.

FEET IN THE CLOUDS
Por el caracter retrospectivo de este popurrí, retrocede a la época de la escuela. Tenía muchos maestros en el Instituto de Liverpool. Algunos eran unos completos maniáticos. El edificio era oscuro y tenebroso, y eso parecía afectar el ánimo de los profesores. Por eso quise hacer las armonías con un vocoder, porque suena robótico y nostálgico a la vez. Podría ser del futuro pero en realidad es del pasado, y me gustaba eso.

HOUSE OF WAX
Hay algo sobre los acordes de una canción que te puede llevar a distintos lugares. En este tema no hay acordes complejos, pero hay algo en la tonalidad que lleva a lo que finalmente se convierte en la parte vocal. Y me gusta la letra, es bastante surrealista. Pienso que puede ser una buena canción para hacer en vivo.

END OF THE END
Leí algo que alguien escribió donde se hablaba de morir y pensé "eso es valiente". Por eso empecé a pensar sobre eso, y sentí que me gustaba la manera en que los irlandeses se aproximan al tema, en un modo celebratorio. Una vez una mujer irlandesa me dijo una vez "te deseo una buena muerte" y yo le dije "¡¿qué?!".
Después lo pensé y me pareció algo muy bueno para desearle a alguien. Pensé: "¿Qué me gustaría?" Bromas, alegría, música... en vez de que todos se sienten a llorar y digan "era un buen tipo". La toqué para mi familia y la encontraron muy conmovedora porque, bueno, soy el papá.

NOD YOUR HEAD
Bueno, "End of The End" hizo que se cayera la fiesta, ¿no? Aquel iba a ser el último track del álbum pero pensamos que no podíamos dejar a todos creyendo "oh Dios, no voy a volverlo a escuchar otra vez". De modo que hicimos un rock pesadito llamado "Nod Your Head".
Creo que está bueno hablar de cosas serias y también está bueno rockear. Ese fue el concepto general del álbum: hablar sobre todo, pero al mismo tiempo mantener el entusiasmo y el optimismo.







BRAVO PAUL!
Que sean muchos más!
Te espero junto a muchisimos miles de personas en la Argentina.



BigaBeatle

Hornallas Musicales!

martes, 10 de junio de 2008

Cuando alguien en mi casa prende una hornalla en la cocina,
accionando el clic automático...
éste último se escucha en los parlantes de mi computadora.

(y no es broma)

We all live in a Yellow Submarine!

Yellow Submarine,
yellow submarine.

And our friends... are all aboard!
many more of them live next door.

(And the baaaand, begiiins to plaaay!)

Pensar que yo tenia un espacio!

Y ahora pareciera casi como que no hubiera-ni tuviera un centimetro
en el cual reverberear cada uno de los gritos.

De todos modos no venia a cuestionar nada
ni tampoco a culpar a algún Dios.

Lo mejor que puede hacerse cuando algo no funciona
es entender el concepto de ciclo
y esperar a que las ruedas nos pongan en lo más alto!

(agarrate que YA LLEGA!!!)

Eh?!

Andas libre entre los tambores!


"la dije y me fui al baño"

Por favor!

jueves, 5 de junio de 2008

Ciertamente inhibes la accion de esa hormona, pillina!

Caja de Zapatos Viejos

Me voy a pudrir acá dentro si ninguna melodía llega a salvarme.
Esta monotonía interna me está sacando de mí.
Quiero destaparme y gritarle al mundo cada uno de los estilos que escondo.

"La puta madre que lo re pario y la re concha de la putísima lora"


que bruto!

no?

20 de 24

martes, 3 de junio de 2008

Nunca había dormido tanto en mi vida.
(Exceptuando aquella primer fiebre fuerte de 7mo grado
que me produjo varios centimetros de altura y alucinaciones suficientes,
a pocos días de las vacaciones de invierno,
anulándome por completo las ganas de pasearme en cueros)

Me había levantado en 4 o 5 ocasiones diferentes
y había procedido al pie de la letra todos los pasos que indicaban a mi familia
el esperado levantamiento.
(vestirse, baño, lavarse la cara, lavarse los dientes,
peinarse, salir del baño, mirar hacia la cocina...)

Pero para su decepción y un poco también para la mía misma,
estaba solo amagando a despertarme,
para volver a tirarme en la cama inmediatamente después de la primer inhalación de desgano.


Que capacidad la mía de fingir olvidarme de todo!
Que manera alevosa de cagarse en el transcurso del tiempo!
Nunca había dormido tanto en mi vida!

La ignorancia del sentimiento es peor que cualquier enfrentamiento bélico...

Los impulsos desesperados,
los insultos verbales e ironías,
las quejas continuas y la energía negativa en el respirar
pueden autodestruir vínculos fuertes e incluso a un grupo entero,
o por lo menos a una de sus partes...
los daños causados pueden ser irreparables
si todos jugamos el mismo papel de
"te ataco porque es más fácil que abrazarte"

Y yo sé, sí.
Sé que algo está pasando
pero no sé que es
ni porque
ni mucho menos como arreglarlo.

Ciertamente pueden juzgarme cualquier "pérdida del tiempo", "desencuentro con la realidad", e incluso la "intencionalidad de actos perjudiciales al entorno".
Pueden juzgarme todo aquello que quieran juzgar porque no vine a este mundo a demostrarme perfecto o imprescindible, ni menos que eso tampoco.

Ni siquiera me puse a pensar que hago en este lugar y si bien me detuve varios minutos en el autocuestionamiento de mis actos y en la incertidumbre de mi futuro,
llegue a sentir que hasta eso es en vano.
Más en vano aún se ha vuelto cuando encontré fuera de esta burbuja una razón o dos para seguir adelante y ya no me importa perder la guerra... que me griten "pecho frío" o que sepan que estoy débil. Negar esos hechos carece de sentido.

Y más aún carece de sentido cuando cada uno de estos soldados habla un idioma diferente, maneja códigos que distan millas entre sí, y encima pretenden entenderse tratando de imponer su discurso, sus ideales y modos a la fuerza... a lo animal.
Este campo de batalla está tan gris, desolado y aburrido que cualquier otro paísaje se vuelve maravilla.
Esta monotonía de ataques irracionales es apestosa.

Por eso entre otras cosas, a cada segundo que pasa
crecen mis ganas de irme a la mierda...
viajar,
caminar sin mirar,
quedarme sentado en cualquier lugar
sin miedo ni necesidad de entender nada,
pensar todo el universo en un minuto
o no pensar nada en una semana.
Ser libre,
ser un poco más yo mismo...
dejar de ser alguien en caso de no querer serlo.
Fumar marihuana,
fumar cigarrillos,
dejar de hacerlo.
Dejar de tocar la guitarra para aprender a pintar
y volver a componer meses después.
Dejar de creer,
creer en algo nuevo.
Inventarme otra realidad.
Volver esos pasos.
Actuar sin sentido,
para ser héroe del "sentidismo" más adelante.

Irme al lugar en que los abrazos sobren
y las miradas sean intensas
y los besos suficientes
y los diálogos esten nutridos de pasajes que den sonrisas
y que todo valga la pena para quedarse ahí.

Irme al lugar donde el límite entre la muerte y la resurrección se haya vuelto canción.

Irme al lugar donde el río baña las superficies rocosas y fluye a tempo con mi sangre viajando por las venas.



San Marcos Sierras te extraño tanto...